La Calle Real y Méndez Núñez

Situándonos en la casa donde yo nací , frente a la “Casa de Arines” hoy “Camões – Instituto da Cooperação e da Língua, Portuguesa”, podemos descender por la “Calle Real” atravesando hasta la “Ribera del Berbés”.

La casa donde yo nací en Plaza de Almeida

Como  se conocía en principio por “Rúa da Faixa”  quizás por lo estrechase paso a llamar  “La Calle Real”   y posteriormente “Rúa de López Puigcerver . La Segunda República (1931-1936) supuso un nuevo cambio de placas, para recoger el nombre de ”Francisco Giner de los Ríos”  y con  el estallido de la guerra civil se volvió a llamar “López Puigcerver”,  para recuperar el anterior nombre de “Calle Real” en 1.981. Une la “Ribera del Berbés” con la “Plaza de la  Colegiata de Santa María”. Es estrecha y sus edificaciones están construidas de piedra.

Figura dibujo de Javier Conde de la Calle REal

Entrando a la derecha se encontraba uno con la “Ferretería de Julio Rico” , establecimiento antiguo, que vendía clavos y herramientas para poder hacer los arreglos caseros,  y bajando a la izquierda un saliente de la “Casa de Arines”, formaba un estrechamiento como un embudo, y en lo que sobresalía del edificio (se puede ver en la foto abajo) se alojaba debajo una pequeña relojería, y junto a ella un zapatero remendón, figura muy popular en 1950 y  que además de reparar calzado, fabricaba botas, cintos y carteras.

El estrechamiento de la Calle real

La procesión del “Santísimo Cristo de la Victoria” recorría esta calle  hasta la Plaza del Berbés. A continuación transcurría por el frente marítimo de la ciudad, a lo largo de la calle Cánovas del Castillo y subía por la calle Carral. Tras recorrer la Praza de Compostela, se dirige a la calle Colón y a Policarpo Sanz y, tras pasar por la Puerta do Sol, se recogía de nuevo en la Concatedral.

La Casa de Arines y el paso de la Procesión del Cristo de La victoria por la Calle Real

Es de destacar la “Casa Bárcena” (las casas se llamaban por la familia que las ocupaba), de estilo Isabelino y con una enorme galería y balcone en la parte posterior que da a la “Calle Teofilo Llorente” . Considerada “ablasonada”, es decir ilustre , perteneciente a familia aristocrática

Frente de la Casa de los Bárcena en la Calle REal

El capitel está decorado con un aplique como enrollado (o voluta), de un estilo arquitectónico “JONICO”, (a diferencia del dórico, las columnas del jónico normalmente están sobre una base que separa el eje de la columna de la plataforma), pudiendo ser del diseño del arquitecto del Renacimiento del siglo XVI y teórico Vincenzo Scamozzi.¡No lo afirmo, saco conclusiones!. Lo de “Isabelino” porque la transición entre la arquitectura del gótico tardío y la arquitectura renacentista temprana, con características originales e influencias decorativas era en España de esta época.

Columna en la Casa de los Bárcenas
Parte posterior de la Casa de los Bárcenas

Una “Chabola” , como así nos referíamos al mencionarla, situada en la parte posterior de la Casa de los Bárcena junto a la “Piedra”, que aparece como “camuflada”. En Vigo era muy frecuente encontrarlas entre edificios o entre ruinas de construcciones. En ésta se guardaban aparejos de pesca como carretes, cañas de pescar, lineas de nylon (tanza) para la pesca, redes, o alguna barquita de remos de pesca. Se veía que se usaba como Almacén y no como vivienda.

Una carnicería  a la derecha a cargo de un profesional especialista en hacer finos filetes, bistecs o bistés. al que en el barrio llamaban así, el ´Fai Bistés´ , nombre que está mal escrito en tres idiomas, gallego, español e inglés; pero que se entiende perfectamente.

El Presente de indicativo del verbo HACER (facer en gallego) es FAI. . «Bistec» proviene de beefsteak (‘filete de ternera’). Es curioso : Filete en gallego significa “beso muy apasionado y aparatoso”. En Gallego vean lo que traducen:

Tras dos horas se limpiaba el filete, se salaba por el lado opuesto y se volvía a poner bajo la silla.

Tras dúas horas limpábase o bisté, salgábase pola banda oposta e se volvía a pór baixo da sela.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-10.png
https://es.glosbe.com/es/gl/filete

Claro, como no me había dado cuenta. Voy a ver LEMNISCO y salgo de dudas….¡No puede ser, yo no me refiero a términos médicos!

https://dle.rae.es/lemnisco

Ya hemos entendido: A los atletas le cuelgas Bistecs ¡pues no está nada mal!

También este mismo propietario ostentaba la regencia del Restaurante de en frente, al que muchos vecinos iban a comprar “ollas de Caldo de Cocido” para llevar a sus casas. Se elabora cociendo juntos carnes de cerdo, ternera o pollo, verduras, col, nabo, patatas o zanahorias, legumbres , garbanzos, alubias y otros aditamentos. Hay numerosas variantes regionales y el nombre suele ir acompañado del gentilicio relativo a su origen geográfico. En nuestro caso “Gallego”.

Fachada del Restaurante “Fai Bistés” y en frente la Travesía de la Esperanza

Por los años sesenta lo adquirió un emigrante retornado de Uruguay, para convertirlo en restaurante. El callejón de la izquierda es “Travesía de la Esperanza”  en donde vendían leña para las cocinas y de allí nos lleva a la Plaza de Eduardo Chao.

Las dos calles, travesía de la Esperanza y Calle Real

Mas abajo el  Bar “O Porco” en donde servían una taza de caldo para degustar con el vino de la casa. La tradición de tomar el vino casero en “Cunca” (Taza de vino), en la que el vino tinto llegaba a pintar el blanco de la taza creando un fuerte contraste, muy agradable a la vista. Algunos decían que era un bar de toreros- por lo de aquello de que “cocían rabos y orejas de cerdo”.

Unas escaleras en frente “O Porco”, bajaban a la “Calle Teófilo Llorente”, podíamos encontrar  una chatarrería. El propietario nos ofrecía a los niños unas PERRAS GORDAS (monedas de 10 céntimos de peseta, que se llamaban así por el extraño león que se confundía en el reverso con un perro y lo de gorda, porque la 5 céntimos era la CHICA). El plomo se podía encontrar en los escombros del derribo, pegado a las piedras. Los obreros de la demolición se llevaban las tuberías y grifos, y no perdían el tiempo en rescatar este plomo, así que el mismo chatarrero nos proporcionaba un cincel y martillo para que le llevásemos ese plomo que se iba a desechar. Como el plomo por poco que se juntase, era pesado reuníamos las monedas que nos servía para la compra de un Trompo.

Moneda de 10 céntimos (PERRA GORDA)

La Iniciadora (Casa de Baños) que ya he mencionado en otro capítulo, fue demolida para la  construcción de viviendas en el año 1.960. El plomo fue el material mas utilizado para tuberías de agua de aquella época. Años mas tarde se siguió usando en menor medida. El problema del plomo surgía cuando se incorporaba en el organismo por el agua que se bebía, por eso fue prohibido por su toxicidad y se emplearon las de acero galvanizado. Para la sujeción de las tuberías se introducía en un orificio que se hacía en la pared, una porción de plomo que permitía clavar una alcayata, al ser un metal blando y maleable. Lo que hoy llamamos tacos.

confluencias de la Calle Real y travesía de la Esperanza

Formando una pequeña plaza

La pendiente  pronunciada de esta calle, hasta la Ribera del Berbés, propiciaba el uso de la misma como pista para ganar ventaja en velocidad de nuestros vehículos “Carros de Bolas”.  Estos carros los fabricábamos usando un tablón, que se podía encontrar en uno de tantos desguaces de edificios, y el recorrido a los talleres mecánicos, que nos daban los rodamientos gastados que cambiaban a algún motor que reparaban. Un cordel atado al eje, móvil, porque se hacia un orificio en el que con una tuerca arriba y abajo lo sujetábamos. ¡Hacían mucho ruido! Al final del recorrido lo subíamos otra vez llevándolo en la mano, y vuelta a bajar nuevamente. Nos tumbábamos en el , pero algunos le hacían una caja para ir sentados encima.

Un dibujo que yo mismo realicé para describir el Carro de Bolas

La Peluquería de Caamaño famoso en la zona, en el edificio de la imprenta Juan Compañel en cuyas dependencias empieza a editar el periódico La Oliva, la primera publicación de carácter progresista que estaba dirigida por los hermanos Chao, Eduardo y Alejandro, con la participación asidua de redactores de la talla de Manuel Murguía. Una mercería “La Chimpona”, que hacía la vez de gestor inmobiliario buscando compras de pisos, alquileres, fincas o cualquier cosa que le diera derecho a cobrar una comisión por los servicios prestados. Al otro lado el “Cabezón”  (yo no lo conocía por otro nombre) que vendía bacalao. El Banco Central en una pequeña plaza, y el horno del pan “PUCHO”  (Su eslogan “El pan que gusta mucho”)

Ya finalizando la calle, La Lechería, un local de madrugada cuyas puertas tenían cerradas a la calle ; pero se entraba por el portal, llamando a otra puerta generalmente abrían. Los clientes invitaban a las señoritas a copas y si deseaban otros servicios tenían posibilidad de contratarlos.

La Antigua Imprenta Compañel, en donde se publicó en 1863 la obra Cantares Gallegos de Rosalía Castro. Es el mismo edificio en el que la escritora  vivió durante ocho meses el tiempo que pasó en Vigo

Edificio de Imprenta Compañel
Placa commemorativa
Cantares Gallegos

Rosalía canta las bellezas de su tierra, los encantos del paisaje de Galicia y sus gentes, dando a conocer algunas de sus poéticas costumbres. Señala los problemas sociales de la Galicia de su tiempo: la emigración, el éxodo rural, el absentismo, la situación de las mujeres que tenían que enfrentarse al  trabajo agrícola y, al mismo tiempo, atender a las tareas domésticas tema que trataré en la próxima entrada “LA MUJER EN VIGO 1950“. Emplea su gallego ” el que oía hablar a su alrededor” y a mi no me gustan los comentarios de algunos que se rieron de su gallego escrito. En el prólogo hace alusión y reivindica a Galicia y sus gentes. Sus libros se han traducido a idiomas tan diversos como el ruso, el japonés o el alemán. Lo que se debe de entender de esta obra son sus poemas y la verdad, naturalidad y sencillez que ella demostró tener. ¡Este es mi comentario!

En 1960 se funda la Editorial SEPT, una asociación cristiana, dedicada a la edición venta y difusión de libros revistas y otras publicaciones de carácter religioso, social y económico, vinculada a la fundación del mismo nombre, una editorial especializada en libro cristiano en gallego. Hay que destacar la publicación de la primera edición de la Biblia en Gallego en 1.989 revisada por el biblista José Fernández Lago.

Al final de la calle un edificio que hace esquina con la Rivera del Berbés era donde se aprovisionaban a los barcos que salían a pescar. La cantidad de alimentos que llevaban era relativamente reducida y con sistemas de almacenamiento técnicamente limitados;  como carne salada, pescado salado, legumbres, queso, aceite, vinagre, vino, aguardiente, tambien pulpo seco y arenques.

Final de la Calle Real

CALLE MENDEZ NUÑEZ

Calle Mendez Nuñez, la plaza de Almeida al fondo

Si a la “Calle Real” se accedía por abajo desde la “Plaza de Almeida” por la “Calle Mendez Nuñez” ,  se  subía al “Paseo de Alfonso XII” en donde se conserva el Olivo histórico de Vigo. MENDEZ NUÑEZ fue un marino español, contraalmirante de la Real Armada Española al que se atribuye la máxima de «más vale honra sin barcos que barcos sin honra» .

Mas vale honra sin barcos que barcos sin honra

A la izquierda “Tintoreria La Emperatriz” cuyas máquinas a vapor elevaban sus humos negros  hacia la parte más alta. Se hacían tintes, se lavaba y secaba ropa de todo tipo.

Las familias acatábamos aquella ” ley no escrita” de mantener el riguroso ritual del luto, ¡ni los niños se salvaban!. El negro era el color elegido (estaba mal visto llevar los colores del arco iris). Cuando se perdía a un familiar, para tener la ropa de “Luto” preparada, se llevaba a la Tintorería y en horas se tenía la ropa teñida de negro. Los que no querían gastar tanto, lo hacian ellos mismos empleando la “ANILINA”. El atuendo de luto para los demás hombres se resumía, a veces, al uso de una corbata azabache y siempre a un brazalete de cinta negra, mal cosido alrededor de uno de los antebrazos de la chaqueta.

La camisa era considerada parte de la ropa interior y no debía mostrarse, salvo puños y cuello – de ahí viene la norma protocolaria que impide quitarse la americana en público– pronto pasó a convertirse en una pieza clave del guardarropa masculino. Los cuellos llevaban “ballenas” para facilitar este movimiento.Las Ballenas se llamaban así por ser el material que se obtenía de las “Barbas de la Ballena”. Las Ballenas no tienen dientes y en su en su lugar tienen filas de láminas llamadas «barbas» en el maxilar superior. Se “Almidonaban” también (mojar la ropa en almidón desleído en agua, para ponerla blanca y tiesa. Los puños con dos ojales, uno en cada extremo para los gemelos.

Al lado de la Tintorería Emperatriz había un comercio de venta de zapatos y el estudio de Jacobo un pintor que adoptó el nombre de “San Luis “como artístico, y llevaba una capa, sombrero y vestimenta llamativa. Su pintura tiene un gran valor documental para Vigo, por la inmensidad de cuadros con paisajes de la ciudad.

San Luis (Pintor)

Nosotros pasábamos por delante del estudio varias veces, esperando que en un descuido al abrir la puerta, nos permitiese ver a las modelos que él solía pintar desnudas.

Una modelo del Pintor San Luis y el pintor al fondo

Otro establecimiento cercano, al que llamaban “El Judío”.  Allí comprábamos las bolas (CANICAS) pequeñas esferas de vidrio, arcilla, metal,  cristal, acero, piedra, mármol según el dinero que se tuviese. Recogíamos barro, lo modelábamos en forma esférica y lo poníamos a secar al sol ¡Era más barato!- El Judío sabía cobrarlas muy bien-.Se pasaba muy bien, y si jugabas ganando te hacías con muchas bolas.

La “Fibra de Vídrio” era usada como aislante en la construcción de edificios. En escombros habia este material en forma de algodón al que llamabamos “Pica Pica”. No estaba bien, pero los niños te metían un poco por la espalda y pronto sentías ¡un Picor…!. Otras bromas eran los “polvos de Achisss” que hacían estornudar. Las “bombas fétidas”, dejaban un olor insoportable en donde se tiraban.

Las tiras que conocíamos como “Martinicas”  eran elaboradas con gotas de Fosforo rojo que secaban encima de unas recortes de cartón. Al frotarlas contra una superficie rugosa se inflamaban y daban estallidos como si fuese una ametralladora. Como eran fosforescentes y  brillaban en la oscuridad nos frotábamos la cara y frente con ellas y nos metíamos en un portal oscuro ¡Nos veíamos con rayas verdes fosforescentes que nos hacía gracia!

Cercana está “La plaza de Chao”. La corporación Municipal reconoció  los justificados títulos que a la gratitud de sus convecinos tenía el Sr. Chao y el innegable mérito que contrajo al frente del Ministerio de Fomento, acordando por unanimidad, que se denomine “Eduardo Chao”  la calle que desde la de Méndez Núñez pasa frente a las Escuelas de Instrucción Primaria y termina en Pobladores. Con respecto a Vigo, participó el el proyecto de unos nuevos muelles y dotó a la ciudad de un observatorio meteorológico, así como el material para la Escuela de Artes y Oficios.

Calle Eduardo Chao, en el Casco Viejo, con las Escuelas de Instrucción Pública en los años 60.

La proxima entrada como dije sera “LA MUJER EN VIGO 1.950“.

7 comentarios en “La Calle Real y Méndez Núñez”

  1. Julian a mi me gusta mucho lo que escribes cosas que no sabia de Vigo pero te digo lo mismo que mi amiga que lo compartas conmigo en Facebook sino a mi se me olvida leerte ya ves estoy aquí porque mi amiga me dijo que no te escribía nada perdón pero soy despistada a ella la leo porque me comparte en mi muro sigue así que as bien muy interesante todo lo que escribes .

    Le gusta a 1 persona

    1. No me sobreestimes. Muchas de estas cosas las sé porque cuando estudié ingles iba con turistas ingleses como Guia Turístico. Excursiones a Bayona y la Toja, y me acuerdo de cosas que preguntaban.

      Me gusta

      1. Te sirvió lo que aprendiste en esa época, ahora lo compartes en tu blog y muestras esa historia tan interesante a la juventud, también le puede servir a estudiosos de la historia, me gustó todos los conocimientos.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s