DE LA EDUCACION PRIMARIA A LA SECUNDARIA EN VIGO DECADA 1950

Hay quien dice que la educación en los años 50 era una educación para “ricos”, y  solo los que provenían de una familia adinerada podían permitirse el lujo de asistir a la escuela. Yo puedo asegurar que eso no es cierto. Era distinto el acceso a la Universidad al que sólo llegaba el 3% de los estudiantes y muy pocos de ellos provenían de familias obreras. La Ley Moyano de 1857 aunque pueda parecer mentira, estuvo en vigencia, en sus ideas básicas, hasta 1970.

Uno de los textos escolares que puede ilustrar el periodo es Cómo se educó Carmina, de 1950.

Federico Torres Ed.Hernando 1.950

Voy a reproducir parte del Capítulo VI Primer día de clase:

“Las niñas reciben una educación y una instrucción adecuadas a su sexo. Su preparación para la vida es diferente a la de los niños, porque también es diferente el cometido que Dios les ha señalado”

La educación en esta etapa de la década de los 50  y  la formación de los niños y niñas comprendidos en las edades de 0 a 6 años era una función familiar, lo que justificaba la casi nula inversión del Estado en este ciclo escolar, dejándolo en manos de la iniciativa privada. La escuela de Párvulos estaba al alcance de los bolsillos más humildes, a no ser que se prefiriese ingresar a los niños en Colegios de Elite privados como La Enseñanza, aunque ofrecía también clases externas para las alumnas de menor condición social a las que admitía en forma gratuita. La Escuela de Colegio Minerva reconocida como colegio por el Ministerio de Educación Nacional en el año 1951. y abundaban los religiosos femeninos Compañía de María y San José de Cluny, Los Carmelitas, Centro de Enseñanza Primaria Colegio Mariano. La enseñanza en España a partir de 1953 y hasta la década de los sesenta se divide en estatal, privada y libre .

Ley de Construcciones Escolares del 22 de diciembre de 1953 ” necesidad de abordar eficazmente el grave problema de la insuficiencia de edificios escolares”

El Estado y la Iglesia, eran los encargados de propagar el  ideario de la educación patriótica y religiosa siendo los grados primario y secundario de carácter confesional.

Las escuelas eran casas, privadas, y al igual que a la que yo asistí, tenían un jardín, lugar que durante el buen tiempo servía para estudiar al aire libre,  y se admitían chicos y chicas de diferentes edades en una misma clase.

Los padres llevaban a sus hijos al colegio, aunque algunos que tenían hermanos mayores, eran estos los que lo hacían. Para llegar al Colegio había que caminar entre tres y cuatro calles, y no solía estar muy  lejos del domicilio, pero en el camino era obligado cruzar alguna que estaba transitada, por lo que los guardias municipales servían de ayuda parando el tráfico y dejándonos pasar, evitando así el peligro de atropello. Las clases Alta y Media mandaban a sus hijos a otras localidades de Galicia en donde la enseñanza era más prestigiosa, y solían generalmente hacerlo en régimen de internado.

No había semáforos y eran los guardias municipales los encargados de dar paso a los peatones

Cuando por primera vez acudías al Colegio te parecía extraño, pero pronto acababas conociendo a tus primeros amigos, con los que luego pasarías el resto de tu infancia.

El material que llevábamos constaba de una pequeña pizarra individual y unos pizarrines o tizas con las que escribíamos en éstas. Con el tiempo incorporábamos más material necesario para ir subiendo poco a poco de nivel. El lápiz, lo dejamos de usar, aunque para ejercicios de Matemáticas lo necesitábamos, para borrar fácilmente y corregir los errores. Comenzamos a usar el “manguito” que era una varilla de madera con una puntilla como las que tenían las plumas, eso en tercer año de primaria, y había que cargar el tintero con tinta todos los días. Para la pluma los pupitres tenían un hueco, en forma de ranura para colocarlas y que no rodaran al suelo, y los tinteros un orificio para ponerlos en ese lugar
!eran como vasos de porcelana, como un sombrero puesto al revés¡.

Tintero y Plumas para tinta

El método de enseñanza de la Dra Montessori era el que se adoptaba. Consistía en reunir a los niños en distintos grupos: menores de 3 años, de 3 a 6 años, de 6 a 9 años . Se adquirían los conocimientos a través del ejercicio de enseñarle a otros. Los mayores le enseñaban a los más pequeños. Para iniciarse en la escritura se usaba “El Rayas” “Mis primeras Rayas”

El mayor le enseñaba al pequeño

A los 6 años ya éramos capaces de escribir una postal en el “Día de la Madre”- Recuerdo en 1.955 escribir “A mi madre con todo cariño de tu hijo que te quiere mucho, Julián”. La letra a pluma (las plumillas eran de la más fina, hasta la más gruesa). y cuidando con papel secante (una hoja gruesa que absorbía el resto de la tinta al escribir), que no se nos corriera la tinta o manchara el escrito. Lo habíamos conseguido por haber repetido una y otra vez las letras que nos ponían como ejemplo en los cuadernos de caligrafía.

Cuadernos para aprender a escribir

Cantando y repitiendo aprendíamos (los profesores eran muy duros y por cualquier cosa te golpeaban con una regla) a sumar y la tabla de multiplicar y es que la música aumenta la capacidad de memoria, atención y concentración de los niños. (Estudios científicos  han demostrado que la música estimula el hemisferio izquierdo del cerebro, el encargado del aprendizaje del lenguaje, los números y el uso de la lógica)

Cantando la tabla de multiplicar

En el mes de mayo, “de la Virgen”, era obligatorio, después de clase, salir al patio a cantarle. –El 13 de Mayo la Virgen María subió a los cielos……- Aaveee Aaveee .

Si un Domingo no asistías a la iglesia, el cura informaba a tu maestra y el niño/a recibía su correspondiente castigo.

De la  Enciclopedia 2º Grado, de Álvarez, se aprendían los ríos y afluentes ¡y vaya si se aprendían!, después de haberlos repetido tantas veces los sabias -de carretilla-. Nosotros en Galicia, por ejemplo El Miño decíamos: “El Miño nace en Fuente Miña, provincia de Lugo, pasa por Lugo, Orense y Tuy…”. En octavo de primaria te entregaban el Certificado de Estudios Primarios, pudiendo continuar estudiando

Las archifamosas Enciclopedías Alvarez que sirvieron de estudio a millones de niños

El contenido era muy variado, trataba de historia, geografía, matemáticas,, dibujo , razas humanas, Poesía, como se puede ver en las fotos.

El haber aprendido a leer nos permitía hacerlo con la lectura de los Tebeos. Los de guerra y los de chistes.

Roberto Alcázar y Pedrín El Guerrero del Antifaz El Capìtán Trueno
Pulgarcito

Se abandonaba la escuela primaria a los 10 u 11 años y, previo un examen de ingreso, se podían iniciar los estudios de bachillerato en los Institutos Nacionales de Bachillerato. En el Instituto también se podía ingresar en un curso PREPARATORIA a los 9 años.

El Bachiller Elemental y Reválida de 4 cursos era muy bueno, y salíamos muy bien formados, (actual Secundaria) en Matemáticas, Fisica y Quimica, Ciencias Naturales, Dibujo Artístico y Técnico y en Letras como Geografía e Historia de España y Universal, Idioma Francés/Ingles, Latín, Lengua Gramática Española, Literatura,etc. y el Bachillerato superior (2 años), este último con dos modalidades: Ciencias o Letras.

Mi Foto en el Instituto. Libro escolar
Instituto Nacional de Enseñanza Media “Santa Irene” de Vigo

Las Aulas de las clases del Instituto eran ocupadas por 40 a 50 alumnos. El Edificio era masculino y femenino, separado en dos partes. La derecha la ocupaban las Chicas, en el centro había un Paraninfo en donde se rezaba el rosario a los Viernes. Una Cantina para comer el bocadillo en el recreo. ¡Siempre separados de las niñas!. En el año 1963 se inauguró otro instituto al lado femenino.

Aulas del Instituto

En Segundo de Bachiller, se elegía Ciencias o Letras. Los de Ciencias idioma Inglés y los de Letras Francés. Hasta cuarto las asignaturas eran comunes para ambas opciones, había asignatura de Latín, Religión, y Formación del Espíritu Nacional (FEN) la Política entonces. Para los que estudiamos en esta época, el Gallego estaba prohibido. Si algún libro tenía un Apéndice de vocabulario en Gallego nos lo quitaban. Algunos estudiantes que procedían de casas del rural en su entorno familiar hablaban Gallego, se esforzaban para evitar hacerlo en el Instituto, ya que los profesores no lo permitían.

Los que en este Instituto hemos estudiado, celebramos los 50 años de haber conseguido el Título de Bachiller Elemental, ¡ya nos daba este el Título de DON!. Abajo reproduzco el acto que Faro de Vigo publicó en su diario.

¡Que años aquellos!

2 comentarios en “DE LA EDUCACION PRIMARIA A LA SECUNDARIA EN VIGO DECADA 1950”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s