VIGO GANADO AL MAR (3ª Parte)

A comienzos del siglo XX la Playa de San Francisco fue la primera que desapareció con el relleno.

Voy a retroceder en la historia de la Segunda mitad del siglo XX hasta cuando los Muelles de Beiramar y O Berbés, estaban destinados al atraque de barcos pesqueros de altura y bajura. Me entusiasma recordar aquellas fotos de años antes de mi nacimiento cuando había visto imágenes en los libros de la Biblioteca Pública y que ahora puedo reproducir.

A comienzos de 1960, cuando ya algunos de nosotros habíamos aprendido a leer, solíamos acudir a la Biblioteca Popular de Vigo ubicada en la Plaza de Compostela (“La conocida Alameda de Vigo”), que permanecería con el nombre de Biblioteca Pública Jaime Solá hasta 1979. Me gustaba ver como era Vigo hacía 100 años o anteriores.

Ejemplar de Faro de Vigo 1928

En la Biblioteca tenían encuadernados los ejemplares de Faro de Vigo y Pueblo Gallego, de gran tamaño que costaba trabajo poner encima de la mesa…

Plaza de Compostela

El edificio que se ve a la izquierda albergada la Biblioteca Pública Jaime Solá hasta 1979. Para acceder a la entrada teníamos que enseñar las manos ¡que estuvieses limpias!. Las limpiábamos en estanques que había distribuidos, o fuentes instaladas con un chorro para beber. La gran fuente central con juegos de agua y luces que llamábamos “La Fuente Luminosa” y llamaba la atención por el cambio de colores del agua.

Esta afición la adquirí por tener a mano revistas como “Vida Gallega. Mi abuelo Julián García Larrú fue uno de los miembros de la redacción de esta revista, junto con el mencionado Jaime Solá fundador de la Biblioteca.

Foto de Wikipedia: Redacción de Viga Gallega en 1909. José Gil Gil, Juan Tato Lens, Jaime Solá, Julián García Larrú

Iglesia de San Francisco

(Faro de Vigo 2.012): Don Manuel Vidal y Boullón, obispo de Tui, el año 1927, devuelve la iglesia a los religiosos franciscanos y que queda asignada como parroquia de San Francisco. Desde ese año, la parroquia profundamente vinculada al marinero barrio del Berbés, son los PP. Franciscanos sus párrocos. En esta Iglesia recibí el “Sacramento de la Confirmación” mediante la imposición de manos y la unción con óleos sagrados (crismación). de la mano de D. José López Ortiz, obispo de Tuy-Vigo

Curiosidad: Había un dicho popular : “Soy el obispo de Romapara que te acuerdes de mí, ¡toma!”, acompañando el gesto con un cachete cuando la recibías”

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es montero-rc3ados-montaje-libro-via-vigo-1.jpg
Foto que aparece en el libro “Vía Vigo, el cable Inglés”,  escrito por José Ramón Cabanelas 

Se pueden distinguir las dos torres de la Colegiata y el Castillo del Castro. Estos cañones hoy adornan el monumento a los Galeones de Rande en el Castro

Batería de la Laxe en 1880. Fotografía Pacheco
Baluarte del Berbés : Batería de la Laxe en 1880. Fotografía Pacheco

Hay fuentes que aseguran que los cinco cañones fueron rescatados procedentes de los galeones hundidos en Rande en la citada batalla de 1702 y que son los colocados en el Monumento a los Galeones de Rande situado en el Monte del Castro, otros que son los de la Batería Laxe….

El antiguo baluarte de San Telmo resaltado. La zona más oscura, con un pequeño tejadillo, correspondería a la fuente de los Cans.
Detalle de la plaza de la Piedra
Baluarte en Plaza de la Piedra

Hay que destacar la línea del acantilado rocoso que rodeaba la ciudad de Vigo, que discurría desde el Baluarte del Berbés hasta el segundo de la Piedra . Las viejas murallas que rodeaban Vigo se habían empezado a derribar en 1861 pero se mantenían todavía partes en pie.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-91.png

Ya se habían derribado varios trozos de las murallas  pero faltaban todavía zonas como la que mira a la ría, desde la batería de la Laxe al fondo izquierda. Nos encontraremos al final con la subida de la Calle Real a la Iglesia de La Colegiata, y la de la derecha paralela a la izquierda con sus casitas que se encontraban pegadas a la muralla, en la antigua calle de San Antonio, que pasó a llamarse Teófilo Llorente en 1903.

El que haya leído mi entrada “Las Murallas de Vigo” podrá ahora entender mejor la historia de esta zona que estoy describiendo.

El Berbés
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-89.png

Esta era la rampa que subía a la Iglesia de San -Francisco, ahora llamada Rúa de Santa Marta. Desde aquí podemos observar como el mar llegaba a los “Peiraos” (en lengua Gallega significa (embarcadero, puerto, muelle, malecón) así se llamaban a los soportales en donde guardaban las barcas, cestas o redes.

Calle San Francisco

En la Foto de la rampa que subía a la Iglesia de San Francisco, vemos al fondo un callejón… es la Calle San Francisco que subía al Paseo de Alfonso XII. Es una calle que aun hoy conserva su encanto.

Subiendo este callejón nos encontraríamos con la calle Pobladores y una fuente- lavadero en la Barroca, en donde hace tiempo había dos panaderías, en las que horneaban las empanadas o las carnes, en horno de leña.

Curiosidad: (recibió este nombre porque ahí se instaló gente de fuera de Vigo para repoblar la ciudad, durante la época de Juan II de Trastámara, Rey de Castilla y León, padre de Isabel la Católica)

Este es lienzo Recogida de algas en la ribera del Berbés, , que hoy pertenece a la colección Thyssen. En el edificio al fondo estaba instalado Efectos Navales Andrade. La playa llegaba a los soportales de lo que se conocía como “Ribera” y solo cinco años más tarde fue construido el muelle. El Berbés fue el núcleo donde se desarrolló  la principal actividad viguesa: conocido con el nombre de barrio de la Ribera. Las calles ascendían todas desde la orilla del mar al Castro desde  una Ría de Vigo maravillosa y todavía virgen.

Es una imagen común la de las gentes limpiando las algas que después se dejarán extendidas para su secado, con lo que se obtendrá el abono usado en los campos de los alrededores.

Fuera de murallas, la defensa de este barrio marinero quedaba al amparo de dos baluartes. En el extremo este, cerca de la puerta de la Rivera, se levantará el del Berbés. Siguiendo la muralla ladera arriba, por encima de las casas, estaba el baluarte de San Julián o de las Redes.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-85.png

A la izquierda la Calle Real de subida a la Iglesia de La Colegiata. Aunque a foto es de 1930, la Rivera conservó este aspecto durante tiempo.

1956. Se coloca una nueva escultura en la Plaza del Berbés, de Alfonso Vilar Lamelas, llamada el Monumento al Pescador.

Descarga de Pescado en el Berbés 1969

Las subastas en el Puerto del Berbés: Se que todos vosotros sabéis como son las subastas, sin embargo voy ha hacer mención de las mismas por la particularidad en las lonjas gallegas. •Inglesa o ascendente: Los compradores van ofreciendo sumas de dinero crecientes hasta que el monto mayor se adjudica el bien. •Holandesa o descendente: Se parte de un valor X que se va reduciendo progresivamente. •Española: También conocida como holandesa modificada.

En ocasiones, iba a comprar pescado al Puerto y se podía adquirir una ” Patela” (cesta hecha con cintas de madera usadas para exhibir el pescado o transportarlo) directamente, y como mínimo 10 Kgs, en la propia descarga del pescado.

Se pueden distinguir las patelas portadas en la cabeza que las pescantinas (“Peixeiras”) transportaban para su venta.

A Peixeira, en Xinzo (Ponteareas).

Xinzo ,Ponteareas, Vilanova de Arousa, Cangas, Rianxo, Portonovo son muestra de las localidades en donde se pueden encontrar esculturas en memoria de estas “Peixeiras”

En el Berbés se ha escogido una subasta a la baja, o subasta inversa, modalidad de contratación en la que los proveedores participantes pujan por ofrecer el precio más bajo, para que los compradores acepten su oferta.

Si no lo habéis hecho, os llamaría la atención asistir a una subasta en el Puerto Pesquero del Berbés. El vendedor espera a que se forme un grupo de personas “corro” delante de las cajas de pescado, estableciendo un precio de salida. Lo decían en pesetas…, pero lo haremos con el euro actual: supongamos que establece el precio de salida en treinta euros… lo diría en gallego, algunas veces cerrado, Trinta, siguiendo bajando… vinte noventa, vinte oitenta, vinte setenta, vinte cicuenta, vinte corenta…. a una velocidad vertiginosa, hasta que el interesado en adquirir el producto pare el proceso, quedando en este momento adjudicado al mismo. Os preguntaréis ¿y por qué no dejan que baje mas?. La respuesta es “Por la Competencia”. Si esperas puedes quedarte sin el producto que otros te llevarán.

Antes de existir el mercado de abastos o municipal, las ventas se hacían al aire libre, en plena plaza hasta el año 1966 en que se inauguró el actual edificio del del Berbés.

Mercado del Berbés

Estaba situado al final del relleno de la Ribera del Berbés, entre la Calle Teófilo Llorente y Cánovas del Castillo.

10 ideas de Modelismo Civil | carretilla, silla de cartón, belenes

Las pescantinas del Mercado del Berbés, tenían a pocos metros el pescado de las descargas, y en estos carros llevaban esas patelas cargadas con las especies del día.

Sardinas, jurelitos o chicharritos, caballa, rapante o gallo, y el Panchito (Besugos jóvenes), comprando cantidad se conservaban en “Escabeche” un refrito de Ajos, aceite, pimentón y vinagre que llamamos en Galicia “A la Gallega”.

Nécoras, centollas, lubrigante, Buey de Mar

Los armadores daban a las tripulaciones  lo que se llamaba quiñón y es algo que viene de antiguo, incluso existía en la propia ría, no solo en los barcos de altura. Aunque se lo daban para su familia, algunos vendían esta parte que le suponía unos ingresos extras para la compra de otros artículos, y es que ¡Estaban aburridos de comer pescado y marisco!

Las Fiestas en Honor a la Santísima Virgen del Carmen, patrona de los marineros se celebraban en Julio, y la imagen de la Virgen era transportada en un barco, en procesión, siguiéndola los fieles embelleciendo con banderitas y flores los Barcos.

Para los más jóvenes suponía poder disfrutar de atracciones, como eran los Coches Eléctricos (de choque como los llamábamos), los caballitos, Casetas de Tiro, y para los mayores actuaban dos orquestas para los que deseaban bailar, que se turnaban, una al principio y otra al final.

Orquesta Sintonías y Satélites de la Coruña

Había muchas, porque también se celebraban muchas fiestas…y la competencia entre barrios hacía subir el presupuesto para ver cual era mejor…..estas dos eran de renombre en 1.970.

Hubo momentos en que se hizo necesario reconstruir los inmuebles, hasta los que antiguamente llegaba el mar, como hemos visto

Había ya pasado la época del esplendor a la ruina, una decadencia pareja a su alejamiento del mar que fue su razón de ser.

Hoy el Berbés sigue siendo un lugar encantador, con un Parking subterráneo y jardines con fuentes de agua que adornan las flores que riegan….

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-118.png

Se construyó el Túnel de Beiramar en el mandato del Alcalde de Vigo D. Carlos González Príncipe y se inauguró en 1996 siendo alcalde D. Manuel Pérez

Anuncio de apertura del túnel de Beiramar sin concluir las obras en  superficie
Tráfico en Vigo | Tráfico aconseja el túnel de Beiramar para evitar el  corte en la Alameda por los preparativos de la Navidad en Vigo

Con estas imágenes del Túnel de Beiramar termino el relato del Capitulo tercero, y aquí es en donde os dejo, para seguir con el relleno de Montero Ríos hasta el Muelle de Trasatlánticos y Club Náutico de Vigo

Montero Ríos

2 comentarios en “VIGO GANADO AL MAR (3ª Parte)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s