Montes y miradores de los alrededores de Vigo- REDONDELA (Parte Primera)

Redondela-Soutomaior-Pazos de Borbén-Fornelos do Montes marcados en rojo están integrados en el Area Metropolitana de Vigo. 

Iglesia de la parroquia de Ventosela cuenta con planta de cruz latina. En frente del templo se sitúa el cementerio. La fachada finaliza en espadaña con pináculos laterales y torre-campanario central con cúpula. Encima de la puerta central se encuentra una imagen pétrea del patrón de la iglesia.

La centenaria sobreira (alcornoque) de la cima de A Peneda formará parte del Catálogo de Árbores Senlleiras de Galicia  tras ser aceptada la solicitud por parte de la comunidad de montes de O Viso, y podría tener más de 400 años . Su tronco es de casi dos metros de diámetro y unos quince de altura. Según la leyenda, bajo sus raíces se esconde un gran tesoro que “Os Mouros” enterraron (una raza mitológica gallega que ocultaba sus tesoros en cuevas). Lo que es cierto, es que bajo el alcornoque, oculta por la vegetación, existe una vieja galería que se adentra en la montaña.  Posiblemente sea la dirección que parece seguir la antigua mina que se encuentra en las inmediaciones.

Una mina de unos doce metros de profundidad que se supone que era para abastecer de agua a la población del castro. Hay quién asegura el origen romano.

San Martiño de Ventosela se localiza en el concello de Redondela. La parroquia de San Martiño agrupa dos barrios, O Vilar do Mato, hacia la Ria de Vigo, y Castiñeira. Cada uno ocupa las laderas del cerro. Los principales subnúcleos son O Eido de Arriba, O Cotiño, Fontecova y Eido de María.

La organización sin ánimo de lucro Aldeas Infantiles SOS, está instalada desde hace 44 años en esta Parroquia que gestiona un centro de acogida.

A lo largo del siglo XX Redondela pasó de ser una villa marinera la una villa industrial, de la mano del sector textil, durante los años sesenta. Sin embargo, se define por la imagen de sus viaductos de ferrocarriles que le confieren una personalidad propia: Viaducto de Madrid, de 1876, por el ingeniero y arquitecto Mariano Carderera Ponzán  y  “Viaducto de Pontevedra”, de 1884. Declarados monumentos Histórico-Artísticos, permiten conocer Redondela como “La villa de los viaductos”.

Castro da PenedaCastillo de Castrizán construido en 1477 por el Arzobispo de Santiago Alonso de Fonseca para vigilar a Pedro Madruga. Se eleva a 329 m . Es un excelente mirador a la Ría de Vigo, desde las Islas Cíes hasta la Playa de Cesantes y  el valle del Verdugo que se adentra en los montes de A Serra do Suido y también se puede ver el histórico castillo de Soutomaior. En su día fue un castro y fortaleza medieval

En lo más alto existe una ermita conocida como de A Virxe das Neves da Peneda y su origen podrían datar del siglo XV o XVI . En el XIX se realizaban misas especiales para curar a los embrujados y para espantar al meigallo .Hoy en día esa costumbre se ha perdido.

A Peneda fue el lugar elegido por numerosos pueblos para asentarse o construir sus fortificaciones Hay restos de un castro, del que se puede observar los escombros de casas circulares, así como una muralla reformada en el siglo XIX, pero que recuerda a otras entradas de castillos que aún hoy se conservan

Piedras Agudas: Como su nombre indica, son un grupo de piedras con una forma un tanto vertical , rocas con características geomorfológicas muy particulares que hacen que sean especialmente consideradas en el folclore de la parroquia, ya que se asocian con varias leyendas.

A Laxe das Abellas: formaciones rocosas graníticas lisas de grano tamaño y en pendiente de las que brota agua de su interior, procedente de la montaña y de la cabecera de diversos riachuelos. Se trata de una zona de belleza singular, donde las grandes rocas parecen llegar al cielo. Las leyendas cuentan que las cumbres de las mismas estaban llenos de abejas.

La Pedra Taio uno de los lugares más mágicos de la parroquia, tanto por la especial formación rocosa natural que simula un refugio, como por el enigmático origen y significado de la propia denominación. A su alrededor se conocen numerosas leyendas sobre moros y tesoros. Es un lugar de obligada visita tanto por su valor pétreo como por las espléndidas vistas sobre la Ría de Vigo y la villa de Redondela, ya que ocupa una atalaya natural.

La Piedra Erosionada piedra de curiosa formación, la causa de la peculiar erosión del agua y el viento que esculpieron múltiples boquetes. 

La Piedra que Habla: considerada cómo mágica en Ventosela, su forma y su relieve permiten introducirse dentro de ella y hablar en su interior, escuchando las múltiples reverberaciones que produce nuestra voz. Mismo estando cerca de ella es capaz de reproducir las conversaciones de quien habla a su lado.

En la Parte Segunda exploraremos el MONTE PENIDE: Desde Redondela hacia la parroquia de Cedeira que se sitúa a los pies de este Monte y la Iglesia de San Andrés de Cedeira. conoceremos el Pazo de Torrecedeira la zona recreativa de Poza da Lagoa y los Petrogrifos, Mirador de Castro Negros y disfrutaréis de abundantes vistas….

4 comentarios en “Montes y miradores de los alrededores de Vigo- REDONDELA (Parte Primera)”

  1. Julián me encanta como describes los montes y piedras de los lugares .La piedra que habla muy curioso detalle que no conocía .Gracias .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s