Tuy  ​(oficialmente y en gallego Tui) esta situado en la parte oriental de La Comarca del Bajo Miño. En ella se sitúa una de las catedrales más famosas de Galicia, la Catedral de Santa María de Tuy.

Los autores de la época señalan a Tuy (Tude) como capital del grupo gentilicio de los “Grovios” que eran un pueblo galaico prerromano que continuó existiendo en época romana con un posible dios que era Turiaco, cuyo significado lo relacionaría con soberano y ocupaban la zona del valle y desembocadura del río Miño, Islas Cíes, Bayona y la Ría de Vigo, hasta la sierra de A Groba , entre Galicia y Portugal.

El puente de Tuy, que une España con Portugal

Por Tuy pasaba la vía romana que iba desde Braga (Portugal) a Astorga pasando por Lugo. De esta vía se conserva un miliario, que se encuentra ahora en Pontevedra, y un pequeño tramo de calzada en la vecina Valença.

La fundación mítica de la ciudad corresponde al héroe griego Diomedes, hijo del héroe Tideo, de ahí el nombre Tuy. Fué capital del reino suevo y luego en sus inmediaciones  (Pazos de Reis) el rey visigodo Witiza  estableció su corte.

Catedral de Santa María

Su construcción se inició a finales del siglo XI y se menciona por primera vez en 1095, en el documento de donación de los Condes de GaliciaRaimundo de Borgoña y Urraca. Se inició su construcción en 1120 y fue finalizada en 1180, en estilo románico. En 1225 es consagrada la Catedral de Santa María, construida en estilo románico y con una portada expresión del primer gótico de Galicia.

Su portada, gótica, presenta siete bellas arquivoltas (cada uno de los pilares o molduras que forman una serie de arcos concéntricos decorando el arco de las portadas) que se sujetan en un friso que a su vez soporta bellas columnas terminadas en capiteles con unos apóstoles en el lado izquierdo y a dos profetas junto con la reina doña Urraca y el rey Fernando II su esposo, grandes benefactores de la ciudad, en el lado derecho, aunque hay autores que creen representan al rey Salomón y a la reina de Saba, con ángeles anunciadores de la buena Nueva ,que sustentan  el dintel de la puerta principal

En la parte superior el bellisimo tímpano con la Virgen como Reina y Señora de la Ciudad Celestial recibiendo el homenaje de los Reyes Magos. En la inferior de los capiteles historiados Detalle del Nacimiento donde se ve a la Virgen en una cama con el niño recién nacido.

La portada es sencilla con capiteles florales y preciosas mochetas con cabeza de animales y sus puertas originales magníficamente labradas y la Torre de las Campanas levantada en el s.XV

El claustro, que es un tipo de patio que en sus cuatro lados tiene una galería porticada con arquerías que descansan en columnas o dobles columnas

Caballero templario en el exterior de la catedral de Tuy, que no es otro que San Andrés. Al entrar en la catedral nos dirigiremos a la primera capilla a mano derecha, la de santa Catalina , agregada a la misma en el s.XV, donde se encuentra un pequeño Museo catedralicio, donde veremos una serie de retablos barrocos. El primero es el de la titular de la capilla santa Catalina , obra de 1710 realizada por los maestros de Santiago, Bartolomé Barreiro y Juan de Castro, con santos de la Orden Benedictina.

Los retablos laterales de san Pelayo y san Zoilo, mártires de la Pureza y la Fé y de la Inmaculada (anónimo).

La bella Custodia procesional de plata de 1501 obra de los plateros vallisoletanos Juan Nápoles, Miguel Mojado y Marcelo de Montanos, la bella Virgen sedente con Niño, la llamada Patrona, talla del s.XIV, que presidio la capilla mayor hasta el s.XVIII y el peto do Rosario típicamente rural. La talla en piedra del s.XVI de Santa Ana, la Virgen y el Niño. El Descendimiento ,obra del maestro portugués Jacome de Blancas en 1540,en piedra policromada ,que fué parte del primitivo retablo original del altar mayor hasta el s.XVII. Retablo de la Soledad, obra del escultor tudense José Domínguez Bugarin de 1649 bajo la que se encuentra un precioso Cristo yacente. Retablo de la Expectación ,obra de Antonio del Villar realizado en 1722 presidido por una bella talla de la Virgen de la Expectación. Diversas Capillas con retablos y tallas de las que no voy a detallar sus imágenes por la extensión del tema…..

En la cima del monte Aloia está la construcción más enigmática de Tuy, casi 3 Km de murallas ciclópeas  semienterradas que nadie ha podido datar con precisión que rodean todo el Alto de San Xiao. Hace 20.000 años que nuestros antepasados poblaban estas tierras, y seguramente que lo hacían desde unos cuantos miles más.

Los poblados prehistóricos y recintos fortificados de los pobladores del poblado castrexo.

Seguramente Tuy fue el famoso “Castellum Tude”  la antigua ciudad de Tui de épocas de los romanos. Se conserva un gran trozo de más de 300 metros lineales en los alrededores del alto, así como unas cuantas partes diseminadas. Se dice que la muralla rodeaba un gran poblado castrexo, que en la época de la conquista romana daría origen a la famosa batalla del llamado Monte Medulio, que algunos historiadores han localizado en este lugar, donde los últimos castreños que resistían se atrincheraron y se dieron muerte envenenándose con una planta antes que entregarse al yugo romano, es por ello por lo que se conoce al monte Medulio como la Numancia gallega.

Comentario: Según las fuentes clásicas, en el año 22 a.C. los astures se sublevaron contra Carisio y se refugiaron en el monte Medulio, cerca del mar y del río Minio (que no tiene porque ser el actual Miño gallego) y del que los cántabros decían que antes llegarían las olas del mar que las legiones romanas.

Una Senda botánica  muestra con paneles explicativos la diversidad vegetal, que vamos a conocer a continuación:

En los matorrales destacan la Linaria (carpaza do Aloia), y la centaurea. También es interesante la abundancia de hongos, como el sólo conocido en Galicia, como Blanco-Dios.

En cuanto los árboles destacan el pino, acebo, roble, castaño

Otros árboles como el alcornoque, arraclán, sauces, aliso,

Una de las especies que más nos llama la atención es este imponente ejemplar de Pseudosuga menziesii, Abeto de Douglas o Pino de Oregón, la tercera conífera más alta del mundo; se han documentado alturas  de 120 metros, y puede vivir además  entre 500 y 1000 años o incluso más.

El Falso Ciprés de Lawson, otra especie exótica que igual que pasa con la Pseudosuga (Abeto de Douglas o Pino de Oregón).

Así termino esta Primera Parte de Montes y Miradores Tuy-Monte Aloia. Os adelanto que en la Segunda Parte descubriremos la fauna con una diversidad que algunos de los lectores puede que no imaginarais tan numerosos en este monte. Recorreremos Molinos, y como no muchos miradores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s